Disponibles 24/7

¡Llámenos Hoy!

Determinando quien tiene la culpa en un choque de auto trasero

julio 1, 2020

El aumento del número de conductores en la carretera ha provocado un aumento en el número de demandas por accidentes de tráfico. Esto ha hecho que los accidentes automovilísticos sean el tipo más común de reclamaciones de seguros. Las causas más comunes de accidentes automovilísticos incluyen distracciones, velocidad, fatiga, intoxicación  con drogas o alcohol, giros inseguros, pasarse los semáforos en rojo y la irresponsabilidad general y el incumplimiento de las leyes de tránsito. Un tipo común de accidente causado por conductores negligentes es la colisión por alcance.

Si ha resultado lesionado en tal accidente, comuníquese con un abogado de accidente automovilístico en Boston tan pronto como sea posible, estamos aquí para luchar por sus derechos y llevar este proceso mucho más tranquilo y libre de estrés.

 

¿Qué Causa las Colisiones Traseras?

Una colisión trasera ocurre cuando otro vehículo lo golpea por detrás. Por ejemplo, si está detenido en un semáforo en rojo, avanzando poco a poco en medio del tráfico pesado o cuando se prepara para girar y otro vehículo lo golpea por detrás, se trata de una colisión por alcance o trasera. Estos tipos de accidentes suelen ser causados ​​por:

  • Exceso de velocidad
  • Conducir distraído, como usar un teléfono celular
  • Falta de atención del conductor
  • Conducir en estado de ebriedad
  • Cansancio

Si bien generalmente se presume que el conductor que viaja detrás es responsable en una colisión trasera, usted tendrá que demostrar que el conductor tiene la culpa del accidente para obtener una compensación. Tenga en cuenta que para recuperar los gastos debe probar la responsabilidad.

 

Demostración de Responsabilidad en Caso de Colisión Trasera

Si se lesiona en un accidente automovilístico, es elegible para diferentes tipos de compensación. Sin embargo, para recuperar los daños de la parte responsable del accidente, debe demostrar que el accidente fue causado por la negligencia de la otra parte.

El proceso de prueba de negligencia requiere que demuestre que el acusado le debía un deber de cuidado (el deber de comportarse como lo haría una persona razonable en circunstancias similares), que el otro conductor violó el deber de cuidado al actuar de una manera que no se considera racional o razonable (exceso de velocidad, beber mientras se conduce, seguir demasiado de cerca, etc.) y que la infracción provocó que usted sufriera lesiones.

Además, deberá demostrar el alcance de los daños sufridos a causa del accidente. La prueba de que el acusado le debía un deber de cuidado está implícita en las reclamaciones por accidentes automovilísticos porque, en Massachusetts, todos los conductores en las carreteras tienen el deber de ejercer un cuidado razonable para garantizar su seguridad y la seguridad de otros usuarios de la carretera.

Tener un cuidado razonable incluye obedecer las reglas de tránsito, conducir sobrio, mantener una distancia segura y conducir con precaución dependiendo de las condiciones de conducción. El conductor de atrás generalmente tiene la culpa de causar una colisión trasera porque la mayoría de las colisiones son causadas por la negligencia del conductor, como seguir demasiado de cerca o acelerar.

 

¿Cuándo se me Puede Considerar Parcialmente Culpable de una Colisión Trasera?

Aunque la culpa en una colisión trasera se asigna principalmente al conductor trasero, hay casos en los que el conductor delantero puede ser considerado responsable o parcialmente responsable del accidente. Esto puede suceder si el vehículo del conductor delantero tenía luces de freno traseras rotas, lo que dificulta que el conductor trasero sepa que el vehículo de delante se ha detenido.

También se puede considerar que el conductor delantero tiene la culpa de una colisión trasera si conducía a una velocidad lenta que se considera insegura. En algunos casos, la culpa no se asigna ni al conductor delantero ni al conductor trasero. Esto puede suceder si el accidente fue causado por malas condiciones climáticas, un defecto en la carretera o las acciones de otro conductor.

En tales casos, es una buena idea que presente una reclamación de terceros (una reclamación que no involucra a ninguno de los conductores). Se pueden utilizar informes policiales, declaraciones de testigos, secuencias de video y evidencia física para determinar la culpa en una colisión por alcance.

 

Leyes de Negligencia Contributiva de Massachusetts

Si el conductor trasero que lo golpeó por detrás no es totalmente responsable de la colisión trasera, su reclamo podría estar sujeto a las leyes de negligencia contributiva de Massachusetts. Estas leyes permiten que el demandante reciba una compensación siempre que él o ella tengan menos del 50% de culpa del accidente.

Si tiene más del 50% de la culpa del accidente, no puede recibir una compensación. Si tiene menos del 50% de culpa pero más del cero por ciento de culpa, la cantidad que recibirá se verá disminuida por su porcentaje de culpa. Por ejemplo, si usted es responsable en un 40% por la colisión por alcance y desea reclamar una indemnización de 50.000 dólares, solo recibirá el 60% de los 50.000 dólares.

 

Posibles Lesiones en un Reclamo por Colisión Trasera

Lesiones de tejidos blandos (las que causan desgarro o estiramiento de un músculo, tendón, tejido o ligamento) son las lesiones más comunes en una colisión trasera. Estas lesiones tienden a afectar el cuello y la espalda principalmente debido a las fuerzas de aceleración y desaceleración asociadas con las colisiones por alcance. Tras el impacto trasero, el cuello y la espalda son forzados hacia atrás y luego empujados violentamente hacia adelante.

Esto puede causar varios tipos de lesiones, incluida la hernia de disco y el latigazo cervical. El trauma en la cabeza puede ocurrir especialmente si la víctima no usó el cinturón de seguridad cuando ocurrió el accidente o si un objeto en el automóvil golpeó violentamente el cráneo de la víctima. Estas lesiones pueden tardar más en sanar y requieren una intervención médica significativa. En algunos casos, la víctima vivirá con las lesiones por el resto de su vida.

Los siguientes tipos de daños en una reclamación por accidente automovilístico en Massachusetts le ayudarán a pagar sus lesiones y otros daños que sufrió después de una colisión trasera:

  • Gastos médicos pasados ​​y futuros
  • Ingresos perdidos pasados ​​y futuros
  • Dolor y sufrimiento
  • Estrés emocional
  • Pérdida del disfrute de la vida

Es muy importante que demuestre la gravedad de sus lesiones después de una colisión trasera, ya que le ayudará a obtener la compensación que se merece. Un abogado con experiencia en accidentes automovilísticos sabe cómo reunir la evidencia médica y el testimonio de expertos que lo ayudarán a demostrar la gravedad de sus lesiones.

Si el accidente automovilístico resultó en la pérdida de la función o una discapacidad grave, su cónyuge puede presentar una reclamación por pérdida del consorcio. Los daños punitivos generalmente se pagan en base a la negligencia grave del acusado y solo se otorgan en Massachusetts en los casos en que un accidente resulta en la muerte.

 

Contrate a un Abogado de Accidentes Automovilísticos de Boston con Experiencia

Determinar la falla en una colisión por alcance no es tan fácil como parece. Es por eso que necesita la mejor representación legal para ayudarlo a determinar la culpa. Si estas buscando un excelente bufete de abogados de accidentes automovilísticos en Boston que lo ayude a obtener la compensación que se merece, comuníquese hoy mismo con los abogados de accidentes automovilísticos de Boston en Kelly & Associates.

Consulta Gratis





Recomendaría a Michael Kelly a cualquiera que esté buscando un abogado con conocimientos, experiencia y dedicación.

Frensis P.

your-law-guy-michael-kelly

Conozca a nuestro abogado MICHAEL D. KELLY, ESQ.

Michael D. Kelly tiene una experiencia diversa que proporciona un amplio conocimiento legal del que se basa para atender a sus clientes. Kelly recopiló un excelente expediente académico durante sus tres años en New England Law en Boston.